Alsacia

Alsacia

No se me ocurre otra regiòn francesa que haya tenido tantos cambios polìticos a lo largo de la historia como Alsacia. En la frontera entre Francia y Alemania, fue parte de uno y otro varias veces a lo largo del tiempo, formando una cultura muy particular, con un idioma propio e influencias de ambos lados.

Si bien desde antes de la llegada del hombre habìa viñas salvajes a ambos lados del Rhin, fue recièn con la llegada de los romanos que comenzò la pràctica de la viticultura. En el siglo II de nuestra era ya se embarcaba vino desde la regiòn. Con la caìda del Imperio Romano, tribus germànicas se instalaron en la regiòn y el desarrollo de la agricultura se vio interrumpido. Varios siglos màs tarde, durante el renacimiento (siglo XVI), Alsacia se encontraba en un momento de gran prosperidad, enviando sus vinos a Inglaterra, Holanda y la lejana (para la època) Escandinavia. Pero la lucha entre la iglesia Catòlica y Protestante desembocò en una guerra que durarìa 30 años y que luego serìa seguida de una peste terrible e hizo mella en la regiòn.

Hacia fines del siglo siguiente, Francia anexò Alsacia y Luis XIV repartiò las tierras entre quienes quisieran establecerse allì para reflotar la regiòn. No contaba que un siglo despuès, la historia de Francia cambiarìa con la Revoluciòn y las tierras concedidas por la monarquìa y la Iglesia serìan requisadas. Por si eso no alcanzaba, las guerras napoleònicas comenzaron y la frontera franco-alemana se convirtiò en un punto àlgido. Para 1871 Alemania reclamò Alsacia, al finalizar la guerra franco prusiana.

En esa època habìa 150 variedades plantadas en la regiòn. Luego de la llegada de la Filoxera el nùmero bajò considerablemente y hoy sòlo quedan unas 10. Claro ejemplo de como este insecto que casi extingue la vid en Europa, en realidad ayudò a dibujar el mapa vitìcola como lo conocemos hoy en dìa.

Luego de la primera guerra mundial Alsacia vuelve a manos de Francia y el gobierno francès exigiò eliminar las plantaciones de hìbridos de baja calidad que los alemanes habìan plantado en respuesta a la Filoxera, pero la situaciòn de los viticultores, entre la salida de la guerra y la gran depresiòn no era la mejor y muchos no acataron esta exigencia. Un tiempo despuès, Alemania ocuparìa nuevamente la regiòn durante la Segunda Guerra Mundial, esta vez con la intenciòn de eliminar toda influencia francesa. Se cambiaron los nombres de las calles, los negocios tuvieron que re bautizarse y el vino alsaciano pasò a ser vendido exclusivamente a Alemania, con los precios que èstos disponìan.

En 1941 habìa un tercio de la superficie plantada con hìbridos, Alemania prohibiò seguir plantàndolos y recièn en 1949, cuatro años despuès de terminada la guerra y de que la regiòn volviera a manos de Francia, se decretò la eliminaciòn de todos los hìbridos, aclarando que aquella comuna que no lo hiciere, perderìa el derecho a producir vinos bajo la denominaciòn de Alsacia AOC.

Ahora que ya establecimos un poco la historia de la regiòn, vayamos a los vinos, comenzando por un dato no menor que se observa en la etiqueta y es fruto de la influencia alemana. Los vinos alsacianos llevan el nombre la variedad en la etiqueta, contrario a la tradiciòn francesa de etiquetar con el nombre del lugar o regiòn. Otra influencia germànica es la existencia del Riesling. Esta regiòn fue durante mucho tiempo la ùnica en Francia en plantar esta uva de origen alemàn. Ahora Languedoc-Roussillon (al sur) està comenzando a plantarla.

Alsacia se encuentra entre los paralelos 47 y 49 norte, siendo la segunda regiòn màs norteña del paìs Galo, detràs (o al sur) de Champagne. Son 21.200 hectàreas en una franja de 120 kilòmetros de largo por casi 6 de ancho. Al oeste se encuentran los montes Vosges, que protegen a la regiòn de la influencia atlàntica, dotàndola de un clima màs bien continental. Se trata en parte por ello de una de las regiones con menos lluvia de todo Francia.

Se divide en Alto Rhin y Bajo Rhin, y a pesar que el reflejo puede ser pensar que el Alto Rhin se encuentra al norte, de hecho es lo contrario. Lo que sucede es que el Rhin es un rìo que nace en Suiza y corre hacia el norte, por lo que el Alto Rhin se encuentra màs al sur y el Bajo Rhin al norte, màs cerca de la desembocadura del rìo. Se trata de una divisiòn màs bien administrativa que desaparecerà en 2021. Resta saber si a los efectos del mundo del vino la divisiòn se mantendrà o no.

Las uvas principales permitidas en la regiòn son: Riesling, Pinot Blanc (que tambièn puede aparecer como Pinot Vrai o Klevner), Gewurztraminer (que en Alsacia se escribe sin la dièresis en la U), Pinot Gris, Pinot Noir (la ùnica tinta), Sylvaner, Muscat (en tres versiones, Ottonel, á Petit Grains Blanc y Rosè á Petit Grains). Tambièn estàn permitidas pero son secundarias Chasselas, Auxerrois Blanc, Klevener y Chardonnay.

Como ya dije, se etiqueta con el nombre del varietal, pero se pueden y se hacen blends (un 20% de la producciòn se trata de cortes) con una nomenclatura especial en cada caso. Pueden encontrarse con una etiqueta que diga “Gentil”, se trata de un blend que puede contener cualquiera de las uvas blancas permitidas, pero al menos la mitad debe ser de las uvas llamadas “nobles”, que son Riesling, Pinot Gris, Gewurztraminer y Muscat (cualquiera de los tres), y cada variedad debe ser vinificada por separado. Luego se puede encontrar la palabra “Edelzwicker” en la etiqueta, que es un blend de cualquiera de las variedades blancas permitidas y pueden o no vinificarse por separado, ademàs de que la añada es opcional.

Pero como todo esto no era suficiente, los franceses tienen una oficina en alguna parte que se encarga de hacer complicadas las cosas innecesariamente. En este caso hicieron que aquellos vinos etiquetados como “Pinot Blanc” o “Klevner”, sean 100% Pinot Blanc (lògico), 100% Auxerrois o un blend de ambas. Por otro lado tenemos el “Pinot d´Alsace” que es un blend de los tres Pinot (Blanc, Gris y Noir vinificado como blanco) y por algùn motivo, Auxerrois Blanc.

Con respecto a los vinos varietales, estamos acostumbrados a que el nombre de la variedad que aparece en la etiqueta no sea necesariamente el 100% del vino (segùn las leyes de cada paìs varìa entre 80 y 85%), pero en el caso de Alsacia, cuando el nombre de la variedad està en la etiqueta, se trata de un 100% varietal.

Una de las razones de la riqueza que nos ofrece a nivel de vinos la regiòn de Alsacia es su variedad de suelos, contando hasta 13 tipos diferentes. La regiòn ofrece 53 AOC. La màs grande es Alsace AOC, originada en 1945 pero recièn oficializada en 1962, debido a que la recuperaciòn post-guerra fue lenta y difìcil. Dentro de la Apelaciòn Alsace AOC hay dos sub categorìas, Alsace Communal y Alsace Lieu-Dit, con requerimientos mayores que Alsace AOC pero sin ser Apelaciones independientes.

Despuès encontramos Crèmant d’Alsace AOC, un vino espumoso hecho por el mètodo tradicional y que puede ser elaborado con Chardonnay, Riesling, Pinot Gris y Pinot Noir (ya sea Blanc de Noir o Rosè) o ser un blend, donde se puede agregar ademàs Auxerrois. Es de destacar que el uso de Gewurztraminer para el Crèmant d’Alsace està terminantemente prohibido.

Luego existen 51 Grand Cru, cada uno de ellos tiene la clasificaciòn de AOC. Las extensiones de los Grand Cru varìan desde las 80 hectàreas en el caso de Schlossberg (que a su vez es el màs antiguo, habiendo adquirido la clasificaciòn de AOC en 1975), hasta las 3,23 hectàreas, en el caso de Kanzlerberg, que obtuvo la categorìa de AOC en 1983 junto con la gran mayorìa de los Grand Cru. El ùltimo Grand Cru es recibir dicha distinciòn fue Kaefferkopf, quien ingresò a la lista de privilegio en 2007.

Para que un vino sea un Grand Cru, sus uvas deben provenir pura y exclusivamente del viñedo de la zona. Al igual que en la Bourgogne, el ranking se hace sobre el viñedo y no sobre el productor. La producciòn de Grand Cru representa tan sòlo un 4% del total del vino producido en Alsacia, y se trata exclusivamente de vinos blancos producidos con las variedades “nobles”. Pero aquì entra la “OFEPQSMD”, Oficina Francesa de Excepciones Para Que Sea Màs Difìcil”, y podemos encontrar que hay un Grand Cru, Zotzenberg, donde se puede utilizar Sylvaner.

No conforme con esto, esta oficina francesa determinò que haya 2 Grand Cru que puedan producir blends y seguir siendo parte de la Apelaciòn. Se trata de Altenberg de Bergheim que puede realizar un blend mayoritariamente formado por Riesling, y del Grand Cru Kaefferkopf, cuyo blend debe estar dominado por Gewurztraminer.

Otros vinos famosos y muy buscados de esta regiòn son los vinos dulces, Vendanges Tardives (Cosecha tardìa) y Sèlection de Grains Nobles (Selecciòn de uvas nobles). La diferencia es que los primeros pueden o no usar uvas afectadas por Botrytis Noble, mientras que en los segundos esto es mandatorio. Vale destacar que estos vinos no poseen categorìa de AOC.

Històricamente los vinos de Alsacia fueron màs bien secos, ya sea que sus notas fueran frutales o minerales, la ausencia de azùcar era un punto en comùn. El calentamiento global ha llevado a uvas màs maduras con niveles de azùcar màs elevados, de hecho, la chaptalizaciòn, en otra època relativamente comùn, hoy en dìa no se utiliza pràcticamente. En 2008 se determinò que los vinos varietales de Riesling debìan tener un màximo de 9gr de azùcar por litro, pero no aplica para los Grand Cru o los Alsace AOC Lieu Dit (obviamente tampoco para los vinos dulces). El resto de los varietales no tienen reglamentaciòn alguna acerca de los niveles de azùcar, por lo que queda a criterio y estilo del productor. Es por ello que frente a una etiqueta que no conocemos, se trata de suerte y verdad, como me sucediò a mì con el vino que detallo a continuaciòn.

Alsace Grand Cru Zinnkoepfle Gewurztraminer 2016, Domaine Haag. Para empezar, hay que decir que no se trata de un vino seco, de hecho, està cerca de ser un vino dulce, no con el tenor de azùcar de un Vendange Tardive o un Sèlection de Grains Nobles por supuesto, pero con varios gramos de azùcar por litro. En nariz es muy frutal, con ribetes de durazno y ciruelas, tiene notas de jazmìn que recuerdan a la primavera y un toque de miel.

Fuentes: French Wine Scholar Study Manual de Wine Scholar Guild; The Oxford Companion to Wine de Jancis Robinson y Winifera de Marìa Laura Ortiz, lectura sumamente recomendada para profundizar en el tema.