Grandes etiquetas

Grandes etiquetas

En noviembre del año pasado descubrì la bodega El Capricho en el XX Salòn Nacional del Vino. Dos cosas llamaron mi atenciòn y la de muchos quienes asistimos esa noche. Por un lado el hecho de que produjeran un vino 100% Verdejo, cepaje poco difundido en nuestro paìs que supo contar con un par de exponentes pero ahora sòlo queda este. Lo segundo y aquì nos concentraremos, lo hermosas que eran sus etiquetas.

Uruguay se ha caracterizado por la sobriedad en sus etiquetas, salvo algunas pocas excepciones. Las tipografìas antiguas, paletas de colores poco jugadas, etcètera. No hay dudas que el vino, al igual que otros tanto productos, se vende primero por los ojos, y allì es que entra a jugar el diseño de las etiquetas. Los troqueles, colores dorados, relieves y otros detalles encarecen las etiquetas pero sin lugar a dudas que las destacan en medio de la gòndola.

Quise conocer un poco màs de este proyecto y Florentina Casao, export manager de la bodega, me puso en contacto con la persona que creò estas imàgenes. Ella se llama Carolina Rodrìguez y con tan sòlo 29 años se encargò de la imagen de El Capricho, tanto en sus primeras lìneas como en la lìnea Reserva. Pueden ver sus trabajos (con muchos zorros dibujados) en egodeus.com.uy y en lodije.com. A continuaciòn les dejo una serie de preguntas que le hice con respecto a estos diseños y otros temas.

¿Còmo llegàs a El Capricho?

La historia con “El Capricho” fue divertida. Me encontraba en un año de descubrimiento personal, trabajando en conocerme màs y en sacar màs cosas de mì al exterior. En ese camino probè un montòn de cosas, y el vino fue una de ellas. Anteriormente era fanàtica de la cerveza, pero de alguna manera me habìa cansado y querìa incursionar en otra bebida que se identificara màs conmigo en este momento. Que me acompañara en una cena con amigos, al lado de una estufa, charlando de nuestras vidas, con luces tenues, mùsica tranquila y mucha profundidad. En ese momento me escribiò Florentina y me presentò el proyecto. Imaginate lo que fue para mì, ¡me enamorè!. Sobre todo porque la mezcla del vino y las ilustraciones de los zorros era un buen cierre de año.

¿Por què dibujàs tantos zorros?

Arranco por contarte que amo dibujar. Desde chica lo hago, es mi forma de expresarme. Por suerte vivo de lo que amo hacer, tengo dos emprendimientos relacionados con ilustraciones y ademàs trabajo freelancer como ilustradora gràfica. A lo largo de mi vida me fui identificando con distintos animales, no tiene una justificaciòn lògica concreta, es identificarme con las caracterìsticas que yo veo en ellos, algo màs interior. Pase por pàjaros, caballos, erizos, lobos y en este momento me identifico mucho con los zorros. ¿Por què? Son animales curiosos, escurridizos, astutos y tiernos, y creo que asì me veo yo en esta etapa de mi vida. El vìnculo con los animales siempre lo tuve. Desde chica dibujaba animales. Imaginate lo que relaciono todo con los animales que cuando pienso en mis amigos siempre los identifico con algún animal.

¿Què buscaste en estas etiquetas?

El personaje en el que querìan basarse para hacer la ilustraciòn tenìa las mismas caracterìsticas que identifico del zorro. Renart (el personaje de inspiración) es el personaje principal de un conjunto de poemas de los siglos XII y XIII. Es un zorro astuto, travieso y escurridizo, muy parecido a mi concepto del zorro. Por lo que hacer las ilustraciones no me resulto difìcil. Simplemente deje que se moviera el pincel y que captara una imagen llena de color, con presencia, fuerza, compleja y joven. Luego trabajamos mucho sobre el diseño original, y el resultado me pareció hermoso, llamativo, joven y dinàmico.

¿Què sentìs al ver tu obra en cada botella de El Capricho?

Cada vez que veo la botella me lleno de orgullo. Me gustò mucho trabajar con un equipo que me dejara crear con libertad y con el cual sintiera que las correcciones mejoraban el trabajo, sacò lo mejor de mi. Lo veo y me identifico con la ilustraciòn y la etiqueta. Es un conjunto hermoso para mì. ¡Me gustarìa tener una botella en cada sector de mi casa! Creo que logramos justo lo que querìamos. Es una mezcla exacta que trabaja con la originalidad, el arte y la creatividad. Se cuidaron mucho todos los detalles y considero que logramos un buen trabajo. ¡Ahora quiero volver a diseñar otra etiqueta para vinos ya!

Pueden ver otros trabajos de Carolina Rodrìguez en pajarito-negro.com; facebook.com/lodijecuadritos y behance.net/siempreconalas. Para saber màs acerca de la bodega, pueden entrar a elcaprichowinery.com.