¿Espumoso, espumante o champagne?

¿Espumoso, espumante o champagne?

Hace pocos dìas estuve en un salòn de vinos en Argentina y cada vez que pedìa un espumoso, me ofrecìan un espumante. A eso le sumo que el dìa anterior a dicho salòn, terminaba el XV Salòn del Vino Gèant, una feria de vinos nacionales e importados en el hipermercado, donde la gente me pedìa Champagne a la hora de señalar el vino de este estilo que tenìa la bodega para la que trabajaba. Entonces, ¿còmo debemos decirle?, o mejor dicho, ¿cuàl es la justificaciòn para decirle de una u otra manera?

Comencemos por descartar uno. De los tres tèrminos que titulan el artìculo, el que està 100% incorrecto para referirnos a la generalidad de estos vinos es Champagne. Este tèrmino refiere a una Denominaciòn de Origen francesa, por lo que cualquier vino de esta naturaleza proviente de otro lugar ajeno a esa zona no puede denominarse asì. Pràcticamente todos los paìses, incluyendo el nuestro, utilizaron el tèrmino en algùn momento, pero la Denominaciòn de Origen pudo màs y hoy no està permitido utilizarlo. Hubo un lugar donde fue utilizado con un poco màs de justificaciòn. Se trata del pueblo suizo de Champagne, donde durante muchos años los viticultores escribìan Vins de Champagne en sus etiquetas. Màs allà de que los habitantes de esta zona declaran que su vino tiene este nombre desde hace doce siglos, bastante antes que los vinos franceses, la Uniòn Eurpoea estima que el vino francès de la zona de Champagne es una marca registrada, por lo que desde el año 2004 tienen prohibido utilizar esa palabra en sus etiquetas.

Hay quienes afirman que en nuestro paìs (al igual que sucede con la denominaciòn Cognac) se pudo usar la palabra Champagne gracias a un gesto del gobierno francès por el haberles perdonado una serie de deudas provenientes de la època de la guerra. Pero ni en INAVI ni en la Embajada de Francia pude obtener una confirmaciòn oficial de este hecho que aparece salpicado en la web sin presencia de fuentes fidedignas. Lo que sì pudieron informarme desde el Departamento de Jurìdica de INAVI es que hubo en su momento una marca llamada Cognac Champagne en Uruguay, y seguramente de allì provenga la informaciòn de Internet, que segùn este dato serìa errònea.

Vayamos a espumante vs espumoso. Comienzo aclarando que le digo y le dirè espumoso. Podrìa justificarme en los recuadros que se ven al final del pàrrafo donde la Real Academìa Española indica que la palabra espumante no està registrada. Alguno podrà decirme que la palabra espumoso se puede aplicar tanto a un vino, como a un jabòn, un shampoo o como lo indica la definiciòn, cualquier cosa que haga espuma. Algùn otro podrà decirme que el lenguaje es un sistema vivo en constante construcciòn por parte de las personas, por lo que la palabra espumante podrìa ser utilizada perfectamente. Ambos argumentos son vàlidos.

Vayamos ahora a la norma. La OIV no hace referencia a los vinos espumantes, mientras que sì encontramos el tèrmino espumoso para referirse a Vinos especiales producidos a partir de uvas, de mostos o de vinos tratados segùn las tècnicas aceptadas por la OIV, caracterizados, en el descorche, por la producciòn de una espuma màs o menos persistente resultante del desprendimiento de diòxido de carbono de origen exclusivamente endògeno… màs info aquì.

En la legislaciòn uruguaya aparecen tanto los tèrminos espumoso como espumante, ya que en setiembre de 1997 se adopta el “Reglamento Vitivinìcola del Mercosur”, donde en el capìtulo 2, “Definiciòn de Productos”, en el punto 2.2.1.4.1 dice que espumante o espumoso natural es el vino cuyo anhìdrido carbònico proviene de una segunda fermentaciòn alcohòlica del vino en botella (mètodo Champenoise/tradicional) o en grandes recipientes (mètodo Chaussepied/Charmat) con una presiòn mìnima de cuatro atmòsferas a 20ºC y con un contenido alcohòlico de 10 a 13% en volumen… Pueden ver el documento completo aquì.

Intrigado por el uso absoluto del tèrmino espumante en Argentina, consultè con Daniel Lòpez Roca, creador del sitio www.argentinewines.com (en el año 1995) y tambièn del Programa Ejecutivo en Marketing y Comercializaciòn de Vinos que se dicta desde el 2007 en la Universidad de San Andrès, entre tantas otras cosas para las que precisarìa un post entero para su curriculum. La conversaciòn versò sobre la legislaciòn pertinente en Argentina.

Al parecer la legislaciòn argentina no està muy actualizada, ya que determina vinos espumosos, champaña o champagne el que se expende en botellas con una presiòn no inferior a cuatro atmòsferas (4 atm) a veinte grados centìgrados (20° C) y cuyo anhìdrido carbònico provenga exclusivamente de una segunda fermentaciòn alcohòlica en envase cerrado… (Ley General de vinos nº 14.868 , artìculo 17, secciòn C). Nòtese el uso del tèrmino Champagne en esta definiciòn, pero no asì de espumante. El ùnico uso del tèrmino espumante en la legislaciòn argentina aparece en la ley 25.239 de Reforma Tributaria, donde se le aplica una diferente carga impositiva por considerarlo producto suntuoso. En dicho documento se refieren al vino como espumante y como champaña.

En definitiva, si tomamos la normativa de la OIV se dirìa espumoso. Si tomamos lo que nos indica la Real Academia Española, se dirìa espumoso. Teniendo en cuenta la norma nacional (tomada del reglamento del Mercosur), puede decirse de ambas formas. Si vemos la legislaciòn argentina se dice espumoso, pero tomando el uso del lenguaje se dirìa espumante.

Teniendo en cuenta que la norma lo indica y me gusta màs como suena, seguirè dicièndole espumoso. Y vos, ¿con què vas a brindar la pròxima vez?