Vinos alemanes y austrìacos

Vinos alemanes y austrìacos

Cinco blancos bien distintos han desembarcado en Uruguay de la mano de Mirko Pohl, director de Vino Alemàn, empresa que busca importar y distribuir en el mercado uruguayo vinos tanto de Alemania como de Austria. Los vinos blancos de esos paìses suelen destacarse por su elegancia y su marcada acidez, al igual que por la sutileza de sus aromas. Sus precios no son econòmicos pero siempre es bueno saber un poco màs de lo que està pasando, asì que aquì les dejo algunas impresiones de lo que fue la presentaciòn el lunes pasado en Los Horneros.

Fueron seis vinos presentados. Cinco de ellos de Alemania y uno de Austria. Tècnicamente hablando fueron cinco etiquetas, pero en un caso probamos dos añadas.

El primero fue un Pinot Blanc 2014 de la bodega Klosterhof Schwedhelm, de la zona de Pfalz en Alemania. De color trigo muy claro, desplegaba aromas a pera, ciruela, manzana y azahar, junto con algo mineral. Al probarlo sorprendìa su acidez y su aguja (algo de carbonataciòn que “cosquillea” el paladar), hacièndolo muy fresco. Ideal para tomarlo como aperitivo o acompañando una fritata de pejerrey.

Pinot Gris de la zona del Rìo Rhin, de la bodega Fogt. Este fue el caso en el que degustamos dos añadas, el 2013 y 2014, presentando sustanciales diferencias entre ambas. Frente a lo esperado, la añada 2013 fue mucho màs fresca que la 2014, con una acidez màs marcada. La 2013 presenta aromas a cal, limòn y mandarina, junto con dejos herbàceos y un toque de cera. Tiene un cuerpo bastante mayor al esperado y sabor a limòn confitado. El 2014 es màs delicado, presentando menos cuerpo, acidez y mineralidad, dejàndose sentir tonos de hinojo y uva moscatel. Puede acompañar maravillosamente una ensalada de albahaca, tomates y queso de cabra.

Laquai Riesling 2014 de bodega Laquai, de la zona del Rìo Rhin. Se trata de un vino de calidad superior en Alemania, proveniente de terrenos con pizarra. Posee los famosos descriptores del Riesling europeo, como el combustible, perfectamente integrado con marcadas notas minerales a grafito y frutas frescas de pulpa blanca. En boca es elegante y con una acidez “chispeante”. Este Riesling irà de la mano con una buena selecciòn de sushi.

Este vino es de la variedad Veltliner Verde, cosecha 2013 de la bodega Weszeli, de la regiòn de Kamptal en Austria. Se trata de un vino orgànico y vegano que llama la atenciòn por su poca cantidad de azùcar por litro, tan sòlo 1,5 gramos. Lo segundo llamativo antes de servirlo es su envase. Una etiqueta muy cuidada con una ardilla dibujada y un corcho de vidrio, algo que al parecer se està volviento tendencia en algunas partes de Europa. Yendo al vino en sì mismo, su aroma es muy herbàceo, recordando el hinojo y los espàrragos, para luego mostrar toques de grosella y algunas flores blancas. En boca es intenso, con buena acidez y persistencia, recordando lo herbàceo. Ideal para acompañar unos fuciles con una salsa de espàrragos.

El ùltimo vino de la presentaciòn fue un Riesling 2014 de la bodega Lorenz, de Mosela, Alemania. Su graduaciòn alcohòlica es de 11,5% y nuestra legislaciòn determina que no clasifica como VCP, pero realmente lo es. El abanico aromàtico es sorprendente, con aroma a grafito y piedra junto a frutas como el durazno y la pera bien maduras. En boca tiene una acidez espectacular y una permanencia larga, con retrogusto frutal. Para acompañar unas rabas o disfrutarlo sin màs.

Los precios de estos vinos en el mercado uruguayo oscilaràn entre los $ 625 y los $ 815. Claramente no son vinos econòmicos pero como decìa al comienzo, vale la pena probarlos si se tiene la oportunidad.

En pocas semanas publicarè una cata descriptiva de los Riesling de nuestro paìs y de uno extranjero.

La web de la importadora està en construcciòn pero pueden descargar el catàlogo con màs detalles en www.vinoaleman.com