21º Salòn del Vino de Punta Cala

21º Salòn del Vino de Punta Cala

El mièrcoles se hizo una nueva ediciòn del Salòn del Vino de Punta Cala organizado por los amigos de Sociedad de Catadores, una mezcla de la experiencia recabada durante màs de dos dècadas junto con el deseo de innovar para brindar a los asistentes nuevas experiencias en cada ediciòn. Porque màs allà de todo lo que podamos escribir, el vino se trata de eso, de experiencias. En este caso, experiencias con amigos y con amantes del vino, que comparten una noche mano a mano con los productores. Esta vez no pude estar presente, pero le pedì a mi amigo y colega Javier Guemberena que me enviara algunas impresiones del evento.

Comparto con ustedes la primera de (ojalà) muchas participaciones de Javier en esta pàgina.

En la noche del mièrcoles en las instalaciones de Punta Cala se realizò la ediciòn XXI del Salòn del Vino Nacional , con la organizaciòn de la Sociedad de Catadores, en un marco espectacular acompañados de una gastronomìa y productos gourmet de excelencia. Se dieron cita las bodegas màs prestigiosas de nuestro paìs, a su vez la sorpresa de la noche fue la degustaciòn de tres vinos emblemàticos de la vitivinicultura nacional, Monte Vide Eu 2004 de Bodega Bouza presentado por Eduardo Boido, Pisano Arretxea 2001 de Bodegas Pisano presentado por Gustavo Pisano y por ùltimo Preludio 2000 de Establecimiento Juanicò presentado por Santiago Deicas con la supervisiòn de Eduardo Lanza.

Tuvimos el privilegio de asistir a la degustaciòn del Preludio 2000, en donde Santiago Deicas nos demostrò como este vino mantiene una calidad y estructura espectacular a pesar del pasaje de los años, un gran sorpresa para todos los presentes.

A su vez se presentaron y se pudieron degustar varios vinos nuevos y los màs tradicionales en su ùltima añada. Por ejemplo se presentò el Viognier de Altos de la Ballena, vino muy fresco con notas herbàceas bien presentes y una mineralidad increìble, picante pero bien equilibrado en la acidez.

Sin embotellar y sin salir a la venta, pudimos probar un Petit Verdot de Bodega Pizzorno. Nos encontramos con este vino experimental con 12 meses de fermentaciòn en barrica, cargàndolo por el tapòn de èsta sin levaduras y sin enzimas. Se obtuvieron de cada dos barricas una para envasar luego de retirados los orujos, un vino con taninos bien presentes y equilibrados con notas especiadas y frutos rojos maduros.

Luego pudimos probar el Cabernet Sauvignon Maderos de los Cerros de San Juan. Un vino especial en todo lo que tiene que ver con los aromas caracterìsticos del Cabernet. Notas a morròn y frutos rojos maduros bien presentes acompañado con toques de canela y tabaco. El pasaje por roble redondea un vino muy equilibrado y destacable en su variedad.

Queremos destacar la amabilidad y profesionalidad de Eduardo Lanza y todo el equipo de Sociedad de Catadores que acompañaron a bodegeros, expositores y pùblico en general, en una noche sin fisuras en donde la industria del vino demostrò una vez màs que con calidad y profesionalismo el Uruguay tiene un lugar destacado en el mundo del vino.

Pronto Javier irà enviàndome otras notas de cata de los vinos de la noche, particularmente de las novedades. Si ustedes asistieron y quieren destacar algùn vino, no se queden sin hacerlo.

Desde tierras galas envìo mis màs sinceras felicitaciones a Eduardo Lanza y Omar Ichuste por mantenerse vigentes, con un estilo que ya es su firma, pero agregando año tras año propuestas que hacen de este salòn, un imperdible del mundo del vino en Uruguay.