Clef du vin

Clef du vin

Son muchas las ocasiones donde al comprar un vino nos preguntamos cuànto serà su potencial de guarda, o al abrirlo descubrimos que le puede faltar tiempo en botella. Pero ahora bien, ¿còmo saberlo con certeza?

La experiencia es el primer lugar al que recurrir para esto, sabiendo còmo se comporta determinada variedad de x bodega y conociendo el proceso que sufriò el vino hasta llegar a nuestra copa, podremos arriesgar a grosso modo cuàntos años por delante tiene el vino en cuestiòn antes de llegar a su inevitable decaimiento.

Ahora bien, si es una bodega que no conocemos o no queremos tomar grandes riesgos, hay una forma “cientìfica” de conocer còmo evolucionarà el vino con el correr de los años. Para ello precisamos una botella del mismo y un instrumento bastante novedoso, aunque en realidad ya tiene màs de dos dècadas de inventado. Se trata de la “clef du vin”, o en español, “llave del vino”. Este dispositivo funciona para todos los tipos de vino y otorga ademàs, la posibilidad de “adaptar” el vino a nuestro gusto, pudiendo lograr que determinadas caracterìsticas se potencien en segundos, aplacando otras.

¿De què se trata la “clef du vin”? (en francès se puede encontrar la traducciòn de “llave” como “clè” o “clef”). Es un dispositivo de aluminio que en la punta tiene un pequeño trozo de cobre que al introducirlo en un lìquido como el vino, reacciona con los antioxidantes y/o los àcidos funcionando como catalizador, reproduciendo en cierta medida el proceso de oxidaciòn-reducciòn del vino de forma controlada.

¿Còmo funciona? En el manual recomienda servirse un poco de vino, catarlo y tratar de recordar sus caracterìsticas. Luego se coloca la “clef du vin” a razòn de un segundo por cada año que queramos emular, es decir, si queremos saber còmo estarà ese vino en cuatro años, cuatro segundos. Bien simple. La “clef du vin” viene en distintos tamaños los cuales corresponden a diferentes volùmenes de lìquido, pudiendo entonces realizar el procedimiento en una copa o incluso en la botella entera o el decanter.

Obviamente que los creadores aclaran que no transformarà jamàs un vino malo en uno bueno, ni uno bueno en uno genial, pero sì lo harà con la experiencia. Supuestamente es efectivo de por vida y una buena y divertida manera de en una sola botella, descubrir cuàles seràn los estados del vino a lo largo de los años.

Los dejo con el video institucional de una de las marcas que lo produce, Peugeot, que ademàs de autos, tambièn se dedica a utensilios de cocina y vajilla.