Pisano Reserve Brut Nature Tannat, by Adriana Rossi

Pisano Reserve Brut Nature Tannat, by Adriana Rossi

Sigo compartiendo con ustedes notas de cata de espumosos uruguayos realizadas por colegas y amigos que estàn por allà. Ya pasò Navidad, pero en pocos dìas llegarà fin de año, brindàndonos (valga la redundancia), otro motivo para brindar.

En el caso de hoy quien comparte con nosotros sus impresiones acerca de un espumoso es Adriana Rossi. Esta gran sommeliére eligiò para la ocasiòn un espumoso ùnico en Uruguay, absolutamente distinto a los preconceptos que establecemos a la hora de pensar en este tipo de vinos. Vayamos entonces a las impresiones de Adriana para entender por què eligiò el Rìo de los Pàjaros Reserve Brut Nature Tannat cosecha 2015 de Pisano y què lo hace tan especial.

Elegì este espumoso por ser una rareza que me ha maravillado desde que supe que existìa, no sòlo por el vino que es en sì, sino por la osadìa de producir un vino de estas caracterìsticas en nuestro paìs y tambièn porque la bodega que lo hace es una de las que màs admiro en el àmbito nacional. Si bien no es el ùnico vino tinto espumoso en el mundo, si lo es en Uruguay y el ùnico con uva Tannat que conozco. (Interrumpo un segundo a Adriana para aportar que segùn tengo entendido, se tratarìa del ùnico espumoso 100% Tannat del mundo).

En el primer contacto que tenemos con la botella podemos apreciar en la etiqueta la simplicidad y efectividad con la que la Familia Pisano comunica su fèrreo e incesante trabajo.

Una vez descorchado y servido en la copa flauta, este espumoso nos muestra un seductor color violeta intenso casi negro, con reflejos azules. Su espuma es aùn màs atractiva con su color pùrpura, de formaciòn perfecta que corona la copa. En nariz despliega generosamente una variedad de frutas negras como la grosella y los aràndanos; las uvas frescas aparecen junto a notas màs discretas de cassis y algo de eucalipto.

En boca su amabilidad sorprende gracias a su entrada ligeramente dulce que envuelve la boca. Su acidez es absolutamente asertiva y genera una sensaciòn de frescura junto a la delicada efervescencia producto de su carbonataciòn por mètodo tradicional. En retrogusto nos recuerda a la mermelada de frutillas.

Para maridar sugerimos unas mollejas a la plancha salpimentadas y con algo de limòn acompañadas de una ensalada de hojas verdes, cherries, queso de cabra fresco y almendras; o bien unos bombones de chocolate negro rellenos de frutos rojos. Temperatura de servicio: 6-8°C y con cuidado, ya que puede presentar sedimentos.

Sin dudas un Tannat diferente y hermoso, que demuestra la versatilidad de nuestra cepa insignia y nos alienta a continuar trabajando para que el consumidor local se anime a volver a probarla y el mundo entero nos admire por ella.

A Adriana la encuentran en su tienda, Los Horneros, en Guayaquì 3322, donde junto a Daniel Rocamora estaràn prontos para asesorarlos sobre vinos, cervezas y cualquier otro producto para brindar y disfrutar en estas fiestas.

Ya sea que brinden con este u otro espumoso, brinden con pasiòn pero con cautela. La multa se paga, la libreta se recupera, la vida no. Que todos los que terminemos este año comencemos juntos el que viene. Salud!