Pinot Noir

Pinot Noir

Entre las miles y miles de variedades existentes, sòlo unas pocas logran generar un culto a su alrededor, particularmente entre aquellos que se dedican al mundo del vino desde el lugar que sea. Una de esas variedades es sin lugar a dudas la Pinot Noir. Tal vez nos guste tanto porque se trata de una variedad que da vinos que pueden ser algo complicados de entender y nos permite lucirnos. Tal vez por su versatilidad a la hora del maridaje. Quizàs por ser protagonista de algunos de los vinos màs caros del mundo, o por què no, por ser tan parecida a nosotros.

Miles Raymond (Paul Giammati) en la pelìcula Entre Copas (Sideways) realiza este hermoso monòlogo sobre su aficiòn al Pinot Noir, entre tantas razones porque se trata de una variedad delicada, que necesita de alguien que realmente se tome el tiempo para entender su potencial y lograr asì su màxima expresiòn. Acaso algo similar a lo que pasa con muchos de nosotros, aunque ese alguien sea uno mismo incluso…

Màs adelante hablarè nuevamente de la pelìcula Sideways, pero vayamos al Pinot Noir. Primero que nada veremos el origen de su nombre, la palabra Noir es bastante evidente (Negro) pero en el caso de Pinot no es tan claro. Todo hace suponer que es debido a su semejanza con una piña (de pino, no confundir con la fruta) como podemos ver en la foto de grandcru.com.ar que tomè para ilustrar este artìculo. Se trata de la especie màs antigua de Pinot.

Algo hermoso que tiene esta variedad es que es absolutamente maravillosa en cualquier etapa de su vida y en cualquier tipo de vinificaciòn. En su versiòn espumosa, esta uva es ingrediente fundamental del Champagne y tambièn (màs que fundamental, exclusiva), de espumosos famosos como el Cremant d’Alsace. Los vinos rosados a partir de esta variedad expresan una sutileza cautivante y es en los tintos donde logra, en palabras de Miles, los sabores màs cautivadores, brillantes, emocionantes, sutiles y antiguos del planeta.

Es una variedad difìcil de cultivar y que necesita constantes cuidados en la viña. Andrè Tchelistcheff, bodeguero californiano, dijo una vez que “La Cabernet Sauvignon la hizo Dios y la Pinot Noir la hizo el diablo”. Su piel es muy fina y por ello se trata de un vino tinto claro, muchas veces identificable simplemente con ver su color. Es ademàs naturalmente suave, de taninos medios y de cuerpo ligero. Podemos observar ambas afirmaciones tanto en la escala como en la imagen que tomè de Wine Folly para ilustrar este punto.

Si bien crece en todo el mundo, es cierto lo que afirma Miles de que sòlo se da en algunos rincones especìficos del planeta. Sin lugar a dudas que su màxima expresiòn se encuentra en Bourgogne, de donde ademàs es originaria. Allì (como en la mayorìa de las regiones de Francia), no se coloca la variedad en la etiqueta, pero si uno se encuentra frente a un vino tinto de Bourgogne, uno està frente a un Pinot Noir.

Ha logrado ademàs grandes exponentes en Estados Unidos, particularmente en Oregon, asì como en Australia, Nueva Zelanda, Chile y Argentina (los Pinot Noir de la Patagonia son absolutamente fantàsticos). Volviendo al Viejo Mundo, Alemania tiene en las regiones de Pfalz y Baden un excelente Pinot Noir, llamado Spätburgunder.

En nuestro paìs el clima no es tan fresco como para lograr esa sutileza de manual que se espera de un Pinot Noir, pero de todas formas hay grandes exponentes de la variedad. Pienso en el Reserve Collection 2011 de Marichal, del cual publiquè una cata en su momento. Si bien de esa cosecha quedan pocas botellas, la añada 2015 promete desde ya que si uno tiene la paciencia para esperarla, ese tiempo serà recuperado en una sola copa (recomiendo tambièn buscar el Pinot Noir/Tannat de esta bodega). Tambièn se me ocurre el Pizzorno Brut Rosé, compuesto 100% de Pinot Noir, uno de los espumosos rosados màs finos del paìs (primero en su categorìa en la Guìa Descorchados 2017). Para terminar con un rosado tranquilo, el Lahusen Pinot Noir Rosè de Los Cerros de San Juan se comporta como un reloj, entregando año tras año un vino refrescante y con una delicadeza que emociona (por un precio que da risa).

Los descriptores aromàticos dependeràn por supuesto de su origen y su vinificaciòn, pero al igual que en el resto de las variedades, climas màs templados daràn aromas màs maduros. Los climas frescos promoveràn los aromas a aràndanos, cerezas y hongos (sotobosque), mientras que la mora, la ciruela y el clavo de olor seràn propios de regiones màs calurosas.

Retomando la pelìcula Sideways, ademàs de este monòlogo sobre el Pinot Noir y otras tantas referencias a la variedad, hay una negaciòn absoluta por parte del personaje principal a tomar Merlot. ¿Què pasò? De un año para el otro las ventas de Pinot Noir en los Estados Unidos aumentaron un 16%. Ademàs muchos viticultores cambiaron sus plantas de Merlot por vides de Pinot Noir y hasta la demanda de copas para sus vinos se vio incrementada.

Hablando justamente de copas, es en el Pinot Noir donde tal vez encontramos la mayor diferencia y justificaciòn para comprar una copa especial para este vino. Màs allà de la marca que elijamos, la forma deberìa ser la de la foto que comparto a continuaciòn. Si tienen la oportunidad de adquirir una, prueben un Pinot Noir en una copa de tinto genèrica y en esta copa y sentiràn que estàn tomando dos vinos diferentes.

Para terminar les dejo un video formativo brillante sobre la variedad, hecho por Helena Nicklin, conocida como Winebird. Ella acuñò el tèrmino “vinalogìa” para describir diferentes vinos comparàndolos con personas o personalidades y demostrò que se puede explicar un vino de forma original y descontracturada. Les recomiendo buscar el del Tannat.