Tannat

Tannat

Hace pocos dìas, el 14 de abril para ser exactos, se celebrò el dìa del Tannat en conmemoraciòn aniversario del nacimiento de Don Pascual Harriague, el vasco que hizo las presentaciones correspondientes entre nuestra uva emblema y la tierra donde encontrarìa su mejor expresiòn. Quiero destacar (porque nadie sobrevive el archivo) que en su momento no estaba muy convencido de la elecciòn del dìa del Tannat tan cerca del dìa internacional del Malbec (17 de abril), conmemoraciòn que tiene ademàs un despliegue de marketing mucho màs sonoro que el nuestro, con eventos en diferentes embajadas del mundo (no este año obviamente) y mucha publicidad. El dìa del Tannat aùn parece estar esperando para ser ampliamente difundido y son algunos profesionales quienes se encargan de darle cada año un poco màs de vida. No hay punto de comparaciòn entre la difusiòn que tuvo este año y lo que se difundìa en sus primeros años de existencia.

Pero el dìa del Tannat es una realidad que se celebra desde el 14 de abril del año 2016 y tiene como gran curiosidad que mucha gente, incluyèndome, creìa que lo que se homenajeaba era la muerte de Harriague. De hecho esa era la informaciòn con la que se contaba en ese momento. Esto generaba ràpidamente la pregunta de por què estarìamos homenajeando la muerte y no el nacimiento de la persona. Allì algunos pensaban, incluyèndome, que las fechas de muerte y nacimiento podrìan ser las mismas. Un hecho que al menos se podrìa catalogar de curioso, pero en definitiva la posibilidad de morir de causas naturales el dìa de nuestro cumpleaños es de 1 en 365, al igual que en cualquier otro dìa del año.

Un pequeño parèntesis que hago es que estas oportunidades donde me percato que tenìa por ciertas dos informaciones incorrectas, son un recordatorio constante de que hay que estar todo el tiempo preguntàndose cosas e investigando y no dando por hecho lo que se nos dijo. Mucha vergüenza he pasado en Francia por ello, pero eso es tema para otro dìa.

Por suerte la investigaciòn ya se hizo por parte de los fenòmenos de Bodegas del Uruguay y la pueden ver AQUI donde podemos encontrar hasta las partidas de nacimiento y muerte de Harriague.

Empecemos a hablar de la uva partiendo por su nombre. Se cree comùnmente que el nombre Tannat deriva de la cantidad de taninos que tiene la variedad (es una de las uvas con màs taninos del planeta), pero otra teorìa ubica su etimologìa en una la palabra “tanat” del dialecto Bearnès. El Bearnès es una variedad del Gascòn, idioma que integra las lenguas Occitanas. Èstas tambièn se conocen como Lengua de Oc, o en francès, Langue d´Oc, que le da nombre a la regiòn vitivinìcola sureña de Francia, conocida como Languedoc. En dicho dialecto, “tanat” significarìa “con color oscuro” en referencia al color oscuro de las uvas. De hecho la doble “n” aparece recièn en 1827. Hasta ese momento y desde su primera menciòn en 1783-1724 en Madiran, se escribìa “Tanat”, coincidiendo con la teorìa de su origen Bearnès.

Se la conoce tambièn como Bordelez Beltza en el Paìs Vasco español, Madiran en el valle del rìo Adour (al norte de la AOC Madiran), Moustrou o Mounstroun en Landes y antiguamente, Harriague en Uruguay.

Es una uva proveniente del suroeste de Francia, especìficamente de la regiòn de los Pireneos, donde se encuentran las dos principales AOCs que la utilizan: Maridan e Irolèguy. La primera no sòlo es una regiòn sino tambièn el nombre de un pueblo. Allì los vinos tienen que tener como mìnimo un 70% de Tannat, pudiendo completar el blend con Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y otra uva local llamada Fer Servadou (tambièn conocida como “Pinenc”). Màs allà de los porcentajes establecidos, es bastante normal encontrar vinos 100% Tannat. Los mismos, a diferencia de los Tannat del Uruguay, necesitan muchos años en botella para ser realmente disfrutables. Es inconcebible pràcticamente tomar un Maridan del año debido a la enorme carga tànica. Para alivianar dicha tanicidad, aquì se inventò en 1991 la micro oxigenaciòn por parte del enòlogo local Patrick Ducournau. Dicho proceso como su nombre lo indica cosiste en introducir una mìnima cantidad de oxìgeno en el tanque de fermentaciòn para que las molèculas de taninos se junten entre sì suavizando la sensaciòn agresiva que podrìan dar al tomarlo. En definitiva, imita el efecto que tiene el oxìgeno en la guarda en roble del vino.

Irolèguy es aùn màs interesante para los uruguayos ya que Pascual Harriague proviene de la zona del Paìs Vasco y esta es la ùnica AOC ubicada allì. Aquì no existen vinos 100% Tannat, ya que la reglamentaciòn indica que los vinos deben tener al menos un 50% de Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon combinados, pudiendo completar el blend con Tannat.

Otras AOC donde podemos encontrar el Tannat son Bèarn, Cahors (el bastiòn francès del Malbec), Cötes de Brulhois, Floc de Gascone, Saint-Mont y Tursan.

Su origen genètico no es muy claro, ya que se han hecho estudios de ADN que demuestran que està relacionada con muchas variedades de los Pirineos, aunque no se ha podido establecer en definitiva quiènes son sus progenitores. Hay pruebas que marcarìan una posible relaciòn con la Manseng Noir, pero no està aùn confirmada en su totalidad. Si se sabe perfectamente que es padre, junto con la Cabernet Sauvignon de la Arinarnoa, que se creìa hija de otras uvas. Si quieren saber un poco màs de esto, escribì al respecto hace unos años. Lo pueden consultar aquì.

Sobre el vino en sì mismo, aùn hay gente que piensa que el Tannat es aquel vino que raspaba realmente la garganta y terminaba siendo, al menos a mi parecer, difìcil de beber. Podrìamos hablar para siempre de las cosas que hacen a un buen vino, pero creo que en lo que deberìamos acordar es que el primer paso para que un vino sea considerado bueno es que sea realmente disfrutable. No concibo un vino en el cual me cueste trabajo terminar una copa, mucho màs una botella, y que me quieran vender que ese vino es asì, que la historia, la tradiciòn, etc.

Bueno, dejando de lado mis problemas personales, pasemos entonces a hablar de los vinos que podemos conseguir con Tannat, particularmente los que podemos hallar en las gòndolas uruguayas. Allì encontraremos Tannat de la vieja guardia, Tannat màs amable, Tannat con maceraciòn carbònica, Tannat rosado, Licores de Tannat y hasta el ùnico espumoso de Tannat del planeta producido por Pisano.

Es tal la variedad de estilos que podemos encontrar dentro de los tintos que es difìcil hacer un perfil de cata genèrico, pero lo intentarè. No es una uva que se destaque por su explosiòn aromàtica, aunque siempre deberìan estar presentes las frutas negras particularmente (ciruelas, moras), notas “chocolatosas”, cuando es cosechado maduro, algo de violetas y hasta un toque de popurrì (esa mezcla de hierbas y flores). Su color debe ser oscuro, casi negruzco. Es en boca que el Tannat alcanza su gloria a mi parecer. Ha de ser estructurado, con buena acidez y obviamente, con marcada presencia de taninos, los cuales podràn estar màs o menos “domados” pero deben estar allì. Esta combinaciòn de taninos y acidez es lo que lo hace un vino ideal para guardar. Creo que en Uruguay recièn estamos comprendiendo la capacidad de guarda de este vino, ya que es ahora donde podemos disfrutar de Tannats que tienen 2 dècadas en la botella y partieron de una elaboraciòn enfocada en la perfecciòn.

El año pasado en TV Ciudad (canal de televisiòn uruguayo) se realizò una serie llamada Historias de Vino, y su primer capìtulo fue dedicado al Tannat. Allì entre tantas otras cosas, se habla de la necesidad de que una uva se adapte no sòlo al clima, el suelo, el relieve sino tambièn a la cultura de un paìs La Tannat se convirtiò en el mascaròn de proa de la viticultura uruguaya no por casualidad, sino por causalidad. Es cierto que el hecho de que Argentina y Chile tomaran como bandera a la Malbec y la Carmènère respectivamente ayudò a que tomàramos una ruta similar, pero la elecciòn quizàs no fue tal y se tratò de una consecuencia de nuestra historia y nuestra cultura. Esta uva llegò, fruto de la inmigraciòn (como tantas cosas lindas que tenemos y que hoy parecemos olvidar), para generar un vino como nosotros mismos, que maridara (ahora gastronòmicamente hablando) con nuestro plato caracterìstico, el asado, particularmente con aquèl asado grasoso de antaño, que lamentablemente para nuestro paladar pero afortunadamente para nuestra salud està quedando en segundo plano. Dejo al final del artìculo el video del capìtulo, el cual realmente les recomiendo mirar

Es una uva que va ganando adeptos y terreno por todo el mundo. Bolivia hace no mucho ganò el concurso Tannat al mundo. Argentina tiene muy buenos exponentes, particularmente en el norte. Brasil, California, Australia, Sudàfrica, Japòn y hasta Grecia estàn produciendo vinos de la variedad.

Para terminar les dejo tambièn dos videos que hablan acerca del Tannat de formas bien distintas pero ambas muy amenas y cercanas. Por un lado esta Madelein Puckette, fundadora de Wine Folly y por otro Helena Nicklin, quien tiene una serie de videos donde hace analogìas entre los vinos y las personas que son muy acertados y divertidos. Al final como fue prometido, el video de TV Ciudad

Fuentes

Wine Grapes, A complete guide to 1368 vine varieties, including their origins and flavours, Jancis Robinson, Julia Harding, Josè Vouillamoz

https://www.bodegasdeluruguay.com.uy/notas/leer/pascual_harriague_el_emprendedor

winefolly.com/grapes/tannat/

http://www.worldoffinewine.com/news/tannat-home-away-from-home-7012002